Padre… perdón.

18 06 2008

Que feo es que una persona que uno estima muera en el momento menos indicado. Si.. yo se que cualquier muerte es inoportuna… si se ve con buena fe, pero me refiero en el momento en donde uno dijo o hizo algo que no debía. Aquel preciso momento en el cual se actua de manera erratica y por orgullo, rebeldía e insolencia se hace el “valiente” y no se saber arrepentir. Eso me paso a mi, me involucre en los problemas maritales y no de padre a hijo y tome un bando. Y aunque ese bando no lo cambio, el haber agarrado a mi papa de enemigo y buscarle defectos me llevo a no extrañarlo hasta su puta muerte.

El día de cumpleaños de mi hermana, mi papa llevo una regalo gigante con un arlequín humano dentro, y recito un poema que mi papa había escrito. El poema era muy fuerte y profundo; decía en metaforas que su muerte estaba cerca. Como cosa rara pidío verme y mi altanería me hizo esconderme y él se fue triste. 3 Días despues una llamada me hizo ver que mi papa había partido.

Me tocó reconocer el cadaver y fui a la morgue del Hospital General y luego a la morgue del Organismo Judicial. No saben ustedes que se siente entrar a una sala a medio construir con decenas de muertos tapados con putas sabanas que no llegaban ni a blancas, sino de He-man o los pitufos, y solo ver pies purpuras con una “Tarjeta de Presentación” esperando ser reconocidos. Más tetríco no podía ser. Tener como ultima impresión de tu padre a un señor con la boca hinchada por la caída, unos zapatos mocazinas sin calcetas, empapados de sangre, envuelto en una colcha roja de las que la abuelita cosía y a la par, una persona con el hueso del femur amariento por la falta de calcio y el color de la sangre marchitandose en las astillas de aquebrantado hueso me miraban con retorcijones en mi corazón. Ese Día aprendí el significado de una verdadera bocanada de un cigarro, y a vomitar en momentos de impresión. El entierro fue en el Cementerio General, en un nicho al ladoo de su madre, y tambíen cerca de su padre… La verdadera familia esta junta, porque la hermana no existe… es un gargajo de Dios. Cada ladrillo que iba cubriendo su ultimo lecho de descanso, fue una punzada en mi alma y un grito de maldición a lo cruel y sadica vida. La muerte de mi padre me enseñó a valorar a mi madre…. pero me dejo seco el corazón y el puño cerrado por la falta de indulgencia del destino.

Hoy en día y despues de 7 años que mi papa esta en la otra vida, siempre sueño que esta vivo, y que me dice que esta bien. Mi mente no me deja creer que ya no lo tengo. Siempre lo tengo como ejemplo, y he aprendido a aceptar sus errores… pero lo que nunca he aprendido…
… y a aceptar que no pude decir perdón.

Feliz Día del Padre.

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: